Inerte es un proyecto basado en la exploración de posibilidades de articulación de un material concreto: cámaras de bicicleta..Con ello se pretende reflexionar sobre la acumulación y el exceso, siendo estas características de la condición contemporánea.  Se parte de un contexto donde la acumulación de los materiales desechados y el efecto de su ausencia de uso y usuario poseedor refuerzan la idea  de transitoriedad. En esta cultura de usar y tirar nada es estable ni duradero y ese carácter de fragilidad es el que toman  las piezas concebidas en este proyecto.Con lo que antes eran unos contenedores de aire se han generado  unas nuevas estructuras en las que se presenta una redistribución de las formas. Mientras las cámaras de bicicleta permiten el movimiento del propio medio, una vez liberadas de su función y estructura circular, surgen nuevas formas abstractas.